El empresario


José Enrique de Olano i Loyzaga
(Liverpool, 1847-Barcelone, 1934)

Ingeniero de minas y miembro de una familia vasca que formaba parte de importantes empresas (construcción de navíos, empresas mineras, metalúrgicas y textiles), consiguió modernizar totalmente la minería de la comarca. En 1900 su empresa ocupaba la décima posición en el ránquing estatal del sector. En 1908 el rey Alfonso XIII efectuó una visita a la explotación minera y le concedió el título de "Conde de Fígols.